Educa360 Business Breakfast – MBO & Softline

 In Noticias

La mañana del 29 de agosto, en un delicioso desayuno, presentamos la alianza entre Softline y MBO, con la intención de fortalecer las soluciones tecnológicas que tienen por objetivo entregar una experiencia única a todos los actores de educación.

Adolfo Burchard, Gerente General de MBO dio inicio con un excelente discurso en donde entre varios temas, nos habló de como poner al alumno en el centro de todos los asuntos universitarios.

«Es de mucho valor y alegría que estén aquí, porque para nosotros quiere decir que las instituciones educacionales se encuentran cada vez más comprometidas con el desarrollo integral de quienes las conforman, y me refiero a los alumnos, a los docentes, a los profesionales y futuros profesionales que desde esa vitrina buscan desarrollar y ejecutar aptitudes, actitudes y valores que aportan al desarrollo país.En 2008 la matrícula total en instituciones de educación superior era de 713.701, mientras que en el 2018 presentó un aumento de un 65%. Los Institutos Profesionales en 2008 eran un 21% del total, y en la actualidad son un 11% más.Este cambio se debe principalmente a que los IP han sabido adoptar de mejor manera al dinamismo de la demanda, logrado capturar de mejor forma el interés de un porcentaje mayor de estudiantes. Y de la misma forma ha crecido el interés de los alumnos por matricularse en las mejores instituciones. Pero si le preguntas a algún estudiante de ¿Qué define la calidad de una institución? Lo primero que se le vendrá a la mente será la Acreditación y con ello el prestigio de la institución. Las instituciones acreditadas entre 4 y 7 años han visto crecer su matrícula relativa, no así aquellas instituciones que se acreditaron por menos de 3 años, cuya matrícula ha disminuido a tal punto que hoy muchas están en riesgo de desaparecer.
Y esto ¿Qué crea? Un ambiente de competitividad entre las instituciones por captar más, pero a la vez mejores estudiantes. Los estudiantes de hoy en día tienen cada vez más opciones para elegir, acerca de dónde quieren alcanzar sus objetivos académicos y de carrera. Como resultado, las instituciones se encuentran compitiendo por los mejores aplicantes.

¿Dónde están los desafíos entonces?Están en poder diferenciarse para atraer a esos alumnos. Creando un ambiente y una experiencia académica única, que le permita no solo retener a sus estudiantes, sino que crear un fuerte vínculo en el largo plazo, que apoye un constante compromiso en sus alumnos y ex alumnos, para entregar un valor agregado al grado académico o al diploma. Y así lo vemos en otros países donde el compromiso del alumnado es realmente fuerte, es aquí donde nacen conceptos tan fuertes como el alma máter, en donde vemos incluso conceptos como filatropía hacia la universidad, donde los mismos ex alumnos donan dinero a la institución.Entonces ¿Por qué tengo que cambiar? Porque esa brecha tecnológica afecta directamente en la competitividad de las universidades. Si las universidades no invierten en tecnología no van a haber personas ni titulados que recomienden la universidad. El mejor referido que tengo en las universidades son sus ex alumnos.

Entonces, ¿Qué es lo que debemos esperar de una Universidad del siglo XXI tecnológicamente revolucionaria?

  • Que alcance sus objetivos, de matrícula, retención y graduación.
  • Obtener insights a través de toda la institución.
  • Entregar servicios que hagan match con los estudiantes.
  • Retener y hacer avanzar a los estudiantes.
  • Producir graduados más exitosos y más felices que mantengan una relación que dure toda la vida con la institución.

Podemos esperar como beneficios tangibles:

  • Aumento en la percepción positiva de la institución.
  • Beneficios económicos de poner al alumno en el centro del proceso: Aumento en la generación de demanda y apuntar hacia un proceso de matrícula más eficiente. Graduación oportuna y Fidelización.
  • Nuevos cambios normativos en la educación superior. Con la creación de la SES (Superintendencia de Educación Superior) cómo podría impactar en las IES la no adopción de una estrategia de transformación difital con los respectivos perjuicios económicos y de imagen.
  • Proyección de largo, mediano y corto plazo de las instituciones.
  • Democratizar las tecnologías.

Pero es imposible concebir realmente el alcanzar los objetivos anteriormente mencionados, si no consideramos la tecnología como un habilitador, como un agente que nos permita unir a la institución transversalmente. Hoy en día y más frecuentemente de lo que esperamos, los datos están almacenados en silos o islas, en distintos departamentos. Resultando en data duplicada o incompleta.

Entonces hoy MBO y Softline los invita a construir un ecosistema tecnológico que permita llevar procesos de forma más eficiente y beneficiosa.Una institución educativa es una sumatoria de personas, experiencias y vivencias; Personas que en algún momento estuvieron en primaria y secundaria, y que ahora vivirán la experiencia universitaria para luego salir al mundo laboral, para quizás más adelante volver a alguna institución educativa para seguir perfeccionándose. Dicho esto, entendemos que la influencia de la institución no se limita al periodo que el alumno cursa su pregrado, sino que ya se empieza a notar en los últimos años de secundaria y nos acompaña toda la vida laboral casi como un estandarte. Sin embargo es evidente que la influencia mayor se da desde aquella primera interacción en alguna feria universitaria o algún evento realizado en la sede o en el mismo colegio y se hace más o menos intensa una vez que el alumno cursa sus años universitarios.
Entonces si la institución educativa se convertirá en aquel estandarte que porte aquella persona, ¿Qué podemos hacer en conjunto para que esa experiencia universitaria sea, no buena, no aceptable, sino que extraordinaria y deje un sello en nuestros egresados? ¿Qué podemos hacer para que en 10 años más ese profesional se convierta en un portador de la voz de la institución? ¿Qué podemos hacer para que el las aptitudes, actitudes y valores que fueron desarrollados durante la vida universitaria perduren?
Uno de los factores preponderantes para una percepción positiva tiene que ver con cómo los hiciste sentir.

Maya Angelou, escritora, poeta y activista por los derechos civiles estadounidenses decía que las personas olvidarán lo que dijiste, las personas olvidarán lo que tú hiciste, pero nunca olvidarán como los hiciste sentir.

¿Cómo generamos entonces, una experiencia única para cada alumno?, la respuesta tiene que ver con poner al alumno en el centro de todos los asuntos universitarios con:

  • Alta personalización: Las personas quieren sentir que son únicas, que los entiendes sinceramente y que crees en ellos. La personalización a lo largo de la experiencia universitaria es fundamental para generar «EXPERIENCIA» (…).
  • Cercanía real: Poder anticiparse al alumno integralmente, poder identificar si ese alumno está viviendo su experiencia universitaria de la forma que queremos. Acercarse y conocerlo: Y esto significa mucho, entender quién es la persona, el constructo de aptitudes, actitudes y valores de quien está viviendo la experiencia universitaria conmigo. Con la finalidad de entregar todo lo que ese alumno requiere para sentirse único.
  • Todo se resume en una única frase: EXPERIENCIA. Ya no basta tener un buen relacionamiento, tenemos que ir más allá (…).Para eso nace Educa360, para apoyar a las instituciones educacionales en generar una experiencia única, alineando la visión estratégica del plan de desarrollo institucional con las nuevas soluciones tecnológicas que se van poniendo a su alcance. Educa360 es una solución tecnológica que busca en conjunto a la universidad, poner al alumno en el centro del desarrollo institucional, desde que es un alumno potencial hasta que egresa y quiere continuar los estudios con nosotros. Es decir, a lo largo de todo el ciclo de vida del estudiante.

 

Los invitamos a ver el siguiente video:

 

Recommended Posts

Dejar un comentario