Experiencias latinoamericanas de digitalización universitaria

 In Noticias

Este año el global de las instituciones de Educación Superior ha tenido que hacer frente a la forzosa entrada de la comunicación digital. El fenómeno ha afectado a todas por igual en cuanto modifica, en el corto plazo, las variables de competencia, la cadena de valor e, incluso, del modelo de negocio. Pese a las dificultades, se presenta la posibilidad de adaptar y mejorar el complejo de la vida universitaria en sus entornos de aprendizaje; soporte y apoyo; la comunidad digital donde hay intercambio de experiencias y redes profesionales; y la red alumni.

El cambio que rápidamente ha sido absorbido por los estudiantes, les ha hecho buscar y exigir otros estándares para la calidad de educación y comunidad que les fue ofrecida. El apoyo de las redes sociales, qué hacer con las carreras prácticas, y las expectativas que se tiene hacia los docentes, son algunas de las interrogantes que revisaremos desde la perspectiva de diversas experiencias en latinoamericanas.

Enseñando a nativos digitales

Poniendo poco en la experiencia de los estudiantes, el hecho de que el grueso de éstos hoy en día sean nativos digitales ¿supone que respondan de forma positiva al cambio? El director del Departamento de  Ingeniería y Diseño de la UTFSM (Chile), Dr. Leonardo Madariaga, reflexiona sobre el choque de expectativas y realidad.

La enseñanza no estaba dentro de las expectativas on-line que tenían los jóvenes, como las actividades de relajo y entretención. Cuando la educación empieza a entrar en su vida cotidiana aparece esta resistencia a la adopción de ciertas conductas. Les estamos diciendo que tienen que ponerse en rol de estudiante frente a una cámara, un chat, interfaces y diferentes sistemas; actuar y manejar un lenguaje ad-hoc a la enseñanza online. Entonces nos damos cuenta que las habilidades que los estudiantes tenían respecto al uso de la tecnología se ven ´limitadas´ por esta resistencia al cambio”.

En una visión más auto-crítica de la enseñanza actual, la Directora de la Unidad de Educación Online de la U. de Chile, Cecilia Saint-Pierre, observa:

Los alumnos aprenden montón de cosas online, pero no aprenden lo que nosotros quisiéramos porque hemos desaprovechado la oportunidad de esa forma de aprender que tienen los jóvenes ahora. (En la U. de Chile) No vamos a bajar la calidad del contenido, porque todos nuestros profesores son eminencias en sus temas, pero estamos desaprovechando la capacidad de aprender de los alumnos bajo esta modalidad”.

Al respecto, el Director del Centro de Innovación y Emprendimiento de la U. Autónoma de Occidente (Colombia), pone foco en la experiencia de servicio:

Nos centramos mucho en las capacidades tecnológicas. Es importante, pero no es el centro de la transformación digital. Vamos a un tema de cadenas de valor, de apuestas y propuestas para nuestros usuarios (estudiantes, profesores, sociedad). La tecnología juega un papel importante, pero necesita tener un diseño de experiencias para lograr un enganche con el público objetivo”.

 

Estrategias tecnológicas al servicio de la pedagogía

Hoy las alternativas de interacción que ofrece la tecnología son múltiples y variadas. El desafío y posterior valor está en cómo las instituciones las implementan en el campo educativo de manera que enriquezcan y hagan más amigables los procesos de enseñanza-aprendizaje.

Al respecto, Saint-Pierre (U. de Chile), afirma:

No es necesario que un docente mantenga atento a todo su público durante toda la clase. Si hay profesores que no tienen chispa online, un buen diseño instruccional puede facilitar que el alumno aprenda bien sin necesidad de que el docente sea un ‘youtuber’. Es importante la secuencia instruccional: darle un problema a los alumnos para que resuelvan sin herramientas, luego darles las herramientas y luego conceptualizar”.

Maradiaga (UTFSM), complementa sobre el uso de las redes sociales al servicio de la pedagogía:

La estrategia no puede ser generalizable para el uso de redes sociales. Cada profesor debe verlo de acuerdo a los objetivos que tiene para sus alumnos. Una estrategia es usar la encuesta online en redes sociales. Otro aspecto de éstas tiene que ver con la diseminación de conocimiento. Si se conoce cómo funcionan los mecanismos encargados de ello (algoritmos), pueden usarse para diseminar contenido pedagógico o de investigación, como  encuestas o videos informativos”.

 

Propuestas de valor en el micro y macro de la comunidad

Enfocada en el aspecto administrativo de los procesos de formación, la Directora de Innovación y Transformación de la Universidad Peruana de las Ciencias Aplicadas, Clery Neyra, expone un ejemplo de la manifiesta preocupación de su universidad por la situación particular de cada uno de sus alumnos:

Para los estudiantes que necesitaban ayuda creamos proceso con formulario con sus requerimientos, explicando situación y caso, y nosotros dispusimos cantidad de tablets prestados a estudiantes, chips de internet, etc. Además, monitoreamos estadísticas como resultado de la clase (asistencia, problemas con trabajo en grupo, asesoría psicológica, asesoría de acompañamiento). Entonces, todos los recursos son un conjunto de situaciones, tecnología y actividades para que ellos puedan asegurar sus resultados”.

Finalmente, Cardona (U. Autónoma de Occidente) revela la importancia de las redes de apoyo:

El primer servicio a fortalecer, creo yo, son las redes de apoyo, para dar las condiciones mínimas necesarias con el estudiante. Fortalecer redes de cada facultad con el estudiante; redes de apoyo que compartan buenas experiencia y se pueda fomentar un trabajo entre pares; redes de apoyo para que docentes adopten el cambio. Y respecto a los estudiantes que no tienen internet hay que desplegar otro tipo de estrategias para resolverlo (conectarse por WhatsApp, vía teléfono, etc.). Es un modelo de transición de modelo de negocio para generar nuevas propuestas de valor”.

 

Fuente: EDUTIC |Seminario Experiencia estudiantil | Panel, 14 abril 2020

Recent Posts

Dejar un comentario